Origen

Origen


Mirzazadeh presenta los aspectos más destacados del clásico arte persa de tejer; los tejidos son elaborados completamente a mano en las regiones de mayor prestigio de Irán.

La cultura de tejer alfombras persas (Persia era el antiguo nombre de Irán) es única en el mundo. Las alfombras deben su nombre a las regiones o ciudades donde son producidas.
Nuestras valiosas piezas proceden exclusivamente de las siguientes regiones.

Isfahán


Isfahán es la capital de la provincia con el mismo nombre en el centro de Irán. El apogeo de la ciudad se dio durante el periodo de la dinastía de los Safávidas, que convirtieron a Isfahán en su capital en 1598, embelleciéndola ciudad con una gran variedad construcciones y jardines majestuosos, que en la actualidad están bajo la protección de la Unesco como patrimonio de la humanidad.

En la ciudad y sus alrededores hay numerosos talleres de producción de alfombras que cuentan con una excelente reputación internacional. Las Alfombras de Isfahán se encuentran entre las mejores alfombras persas. El material principal que se utiliza para la fabricación de la fibra de estas alfombras es la lana kork (también llamada lana de corcho) de la más alta calidad. Los contornos de los motivos y zonas enteras del diseño se decoran con seda natural.
Por lo general, los complejos y bellos patrones plasman el arte de la alfombra y los motivos relacionados a la dinastía de los Safávidas. Cabe destacar que los diseños típicos son medallones con palmetas y arabescos, animales e inscripciones.

Tabriz


La ciudad de Tabriz, ubicada aproximadamente a 600 kilómetros al noroeste de Teherán, es la capital de la provincia de Azerbaiyán oriental y durante siglos fue un importante centro cultural y comercial. La región de Tabriz, uno de los centros más importantes de producción de alfombras en Irán, tiene un clima favorable para la crianza de ovejas. La lana proveniente de este lugar garantiza la calidad de las alfombras anudadas aquí.

Las alfombras exclusivas de Tabriz son unas de las más finas fabricadas en Irán, se destacan por un tejido particularmente fino y regular, con patrones altamente precisos. Para su fabricación se utiliza exclusivamente lana kork (también conocida como lana de corcho), que generalmente se anuda con la seda para resaltar los contrastes de los motivos que contienen. Las alfombras se caracterizan por la diversidad sus patrones, con una predominancia latente del tradicional centro con medallones florales, decorados con diseños de jardín y arabescos que incorporan el motivo “Herati”.

Qom


Qom, situada a 130 km al sur de Teherán en el centro de Irán, es uno de los centros religiosos más importantes del país. La fabricación de alfombras en Qom es relativamente reciente, por lo que inicialmente los patrones y motivos fueron plasmados de acuerdo con los diseños de otras regiones. En la década de 1960 comenzó a desarrollar su propio estilo,

y desde entonces hasta ahora se han dado a conocer por su aspecto distintivo. Su motivo típico consiste en un diseño floral frondoso en medallón, conocido por sus colores brillantes.
Las alfombras más conocidas de Qom son las alfombras de seda pura. Debido a su gran variedad de detalles, los cuales se pueden apreciar a través del hilo de seda extremadamente fino que la conforman, las alfombras de Qom son verdaderas obras de arte y se encuentran entre las más bellas y exclusivas alfombras persas.

Nain


Nain es una ciudad ubicada a aproximadamente 200 km al este de Isfahán, en el centro de Irán. Las Alfombras de Nain se caracterizan por un anudado fino y una impresión brillante. En este tipo de alfombras predominan los tonos claros como el marfil o beige con un azul claro hasta un azul oscuro. Una exclusiva alfombra de Nain tiene una alta densidad de nudos con un promedio de 460.000 nudos persas por metro cuadrado. Los ejemplares de mayor calidad tienen más de un millón de nudos por metro cuadrado y son atados en seda o urdimbre de algodón. La seda también es utilizada en el velludillo y el hilo de la trama para realzar el patrón de los contornos. Asimismo, algunos ejemplares están hechos completamente de seda.

Los diseños de las alfombras de Nain suelen tener composiciones finas de zarcillos con grandes patrones “Boteh”. Por lo general, presentan patrones con medallones circulares en el centro o motivos florales con zarcillos.

Las alfombras de Nain gozan de gran popularidad debido a su fina hechura.

Kashan


Kashan se encuentra en la provincia de Isfahán, en el centro de Irán, en la antigua calle de las caravanas, que une Teherán, Qom, Yazd, Kermán, la India y Pakistán.

Las alfombras de Kashan están entre las mejores y más elegantes alfombras orientales y clásicas. En 2010, la técnica de tejer las alfombras en Kashan fue añadida en la Lista del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

Las alfombras clásicas de Kashan son tejidas con lana virgen en cadenas de algodón y se distinguen por el hecho de que al menos un hilo de la trama posee el color azul claro. El medallón central tiene diferentes formas, colgantes y en las partes más estrechas tiene gran cantidad de medallones. El fondo sobre el que se apoya el medallón, se caracteriza por arabescos, palmetas, hojas y otros elementos vegetales, a veces con aves y animales pequeños.

Gracias a su diseño equilibrado, las alfombras de Kashan son perfectas para cualquier estilo y añaden un toque muy refinado a los espacios de vida verdaderamente originales.

Mashhad


La ciudad Mashhad, aproximadamente 800 km al este de Teherán, es un importante centro religioso de Irán. En una región altamente agrícola, la lana se produce principalmente como materia prima para la producción de alfombras, una de las más importantes y más antiguas de Irán. El velludillo denso y alto de las alfombras de Mashhad es anudado con la brillante lana de la seda local, conocida por su gran suavidad. Sin embargo, se puede también encontrar alfombras de Mashhad con urdimbre de seda, lana, lana kork (también conocida como lana de corcho) o hechas completamente de seda.

Se caracteriza por el diseño de medallones formados artísticamente por arabescos sobre una base de zarcillos y flores fuertemente entrelazadas. Todos los diseños se destacan por una disposición amplia, gran decorado con arreglos de ribetes. Se tiende a usar el color rojo intenso así como tonos entre azul claro y violetas como segundo color base. Las alfombras de Mashhad son reconocidas por su excelente calidad y están entre las mejores de Irán.